El ácido graso de la leche materna es esencial para activar el corazón del neonato

Así lo comprobó una reciente investigación realizada en ratones.

Salud 25 de mayo de 2023 Silvia Miño Silvia Miño
561799

El ácido graso proveniente de la leche materna es esencial para que el corazón del neonato cargue la energía que necesita para funcionar correctamente y asegurar la supervivencia tras el parto.

Lo ha comprobado en una investigación realizada en ratones un equipo multidisciplinar liderado por investigadoras del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares español, y los resultados del trabajo se publican hoy en la revista Nature.

Se trata de ácido graso omega-6 g-linolénico (GLA), que es proporcionado al bebé a través de la leche materna (o de las leches artificiales o “de fórmula”) y, cuando es detectado por el organismo, se ponen en marcha los mecanismos necesarios para asegurar los aportes energéticos que necesita el corazón e iniciar el latido cardíaco en el ambiente extrauterino.

El CNIC ha explicado en una nota de prensa difundida hoy que el ácido graso omega-6 g-linolénico presente en la leche materna es el encargado de unirse a la proteína celular llamada receptor X de retinoide (RXR).

Esta proteína actúa como sensor nutricional de lípidos y derivados de la vitamina A, alterando la expresión génica e influyendo funciones biológicas tan importantes como la inmunidad, la diferenciación celular o el metabolismo.

Cuando esta proteína detecta ese ácido graso materno pone en marcha programas genéticos que equipan a la mitocondria, considerada “la central energética de las células”, con las proteínas necesarias para comenzar a consumir lípidos, la fuente principal de energía en el corazón maduro.

Te puede interesar
anciano-estirando-junto-al-agua_23-2148314572

Huesos sanos

Lucas T.
Salud 13 de mayo de 2024

La importancia del calcio y la vitamina D para la salud ósea.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email