A los Maestros con cariño

Opinión 22 de septiembre de 2023 Por: Dr. Daniel Volpi Avedutto
Daniel Volpii

El 22 de setiembre en nuestro país es el dia del Maestro, es la fecha elegida para homenajear a esta gente que cumple tan importante rol en nuestra sociedad; en esa fecha me motivó algunas reflexiones en torno a esa profesión y me acordé de todos mis maestros allá en la escuela Nº 10 de Chiflero del primero al último y también recordé una poesía del escritor cubano Raúl Ferrer alusiva al maestro que en su primera estrofa decía: “Escucha compañero, casi nadie de la ciudad se acuerda, que en el medio del monte bajo tu mismo cielo, iza un maestro la bandera”. Sin dudas esa estrofa amerita un análisis literario donde hay mucho para decir; se estaba refiriendo a un maestro allá en Cuba pero la realidad que describe es muy semejante a la uruguaya.
    Todos los maestros en nuestro país hacen sacrificios y su trabajo no se enmarca solamente en un aula de clase sino que es mayor que eso; ese símbolo de la abeja obrera que lo lleva en sus anillos es muy adecuado a esa actividad, es real. Fijémonos la labor de los maestros de escuelas rurales con familias a su cargo: si no viven en la escuela deben desplazarse todos los días y eso implica madrugar a los efectos de tomar el medio de transporte y están expuestos a las inclemencias del tiempo y el clima. Algunos deben tomar más de una locomoción para llegar, como ocurre por ejemplo con la escuela 32 de Mones Quintela (CALPICA) ubicada a varios kilómetros de la ruta. Además de su trabajo en el aula, al maestro le compete realizar las planificaciones diarias. El maestro director debe preocuparse por el funcionamiento y  las instalaciones del lugar físico donde trabaja y para eso cuando el Gobierno no destina recursos para obras, junto a la Comisión Fomento de la escuela, realiza beneficios a tales efectos. Cuántas veces ocurre que organizan pencas, bailes, rifas, eventos deportivos, etc, para reparar el techo de la escuela que tiene goteras, o hay humedades, o cuando hay 4 auxiliares de servicio y el Codicen se hace cargo de pagar a 1 sólo, los demás son pagados por la Comisión Fomento, esta es la realidad en nuestro país.
    Mientras estuve en el gremialismo universitario tuve oportunidad de asistir al homenaje que mi facultad le tributó al Dr Barbagelata, profesor catedrático de Derecho Laboral, uno de los pocos docentes con dedicación total en la facultad, investigador, con publicaciones reconocidas en toda América Latina, más que un hombre es una institución. Durante su discurso dirigido a sus colegas docentes, estudiantes y egresados dice que estaba muy agradecido con la vida y que si había llegado tan lejos fue por los aportes que le habían brindado otros actores en la sociedad y, entre otros, agradeció a todos los maestros de su escuela, desde el de pre – escolar al último, a los maestros directores, ayudantes y auxiliares.
    Las palabras del Dr Barbagelata constituyeron una gran lección para los presentes; cuántos tenemos hoy en nuestra sociedad que tienen una profesión, tienen prestigio, tienen capitales y que muy orgullosos dicen: “a mi nadie me dio nada!!”. Sin dudas que para llegar a donde están tuvieron que pasar por la escuela y adquirir los conocimientos primarios del maestro. Por la escuela pasa desde el más humilde de los orientales hasta el más encumbrado estadista, así es el sistema y es una bendición que sea así.
    Un caudillo nacionalista, don Javier Barrios Amorín, en uno de sus discursos en el Parlamento decía: “Creo que por medio de la educación pública se puede cambiar el destino del país”. “Un gobierno que no se preocupe de la educación pública, no sería gobierno, o faltaría a los deberes esenciales que tiene para con su país”. “Cuando me siento un poco desalentado por los errores de los parlamentarios, me encuentro reconfortado porque veo que están los maestros trabajando por la salvación moral de la República; y en esta batalla, si los primeros se extravían y los segundos marchan por el buen camino, el país se salvará, en definitiva”. “Las generaciones futuras serán el fruto de la obra que realicen maestros y profesores en todas las aulas de enseñanza del país”. 
    Este citado político tenía la convicción de que la educación es el factor fundamental para la dignificación de la vida del hombre y por consecuencia, para la formación de buenos ciudadanos; por eso durante su vida política luchó mucho por esa convicción y ese ideal. Si revisamos las actas parlamentarias de los años 50, abundan sus citas referentes al valor de la educación y la cultura considerados valores fundamentales. En uno de sus discursos dice algo que tiene mucho que ver con la circunstancia actual: “Tiene que haber dinero para la educación, porque entiendo que a un pueblo rico se le puede temer, pero a un pueblo culto se le respeta, y a mi me parece que lo más grande que puede inspirar, no solamente un individuo, sino un país, un Estado, es el respeto; y a eso se llega por la cultura”.   
    Históricamente, los pueblos sin educación son los que más sufren el flagelo de la ignorancia porque la educación es la base indispensable para la excelencia de la libertad y de la democracia. El ciudadano que sabe leer se sabe valer. El citado escritor cubano, en otra de sus estrofas dice que el maestro convocó a los sencillos campesinos y les habló muy largo de la escuela,  les dijo que el número y la letra eran más necesarios que la propia cosecha y que un libro sin manos que lo abran es igual que la tierra cuando no tiene el arado que la rompa para arrancarle al surco la promesa.
  Vaya un saludo enorme a todos los Maestros en su día. Gracias por todo!!!.

Te puede interesar
multimedia.normal.a01fb03dac807b0e.656e6563655f6e6f726d616c2e77656270

Felicidad, aquí y ahora

EneCe
Opinión 11 de enero de 2024

“Sabemos cuan cruel e implacable es la envidia, y sin embargo nos esforzamos sin cesar en suscitarla en los demás. ¿Por qué?” Artur Schopenhauer. Filósofo alemán

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email