Fórmula 1: Max Verstappen se quedó con el triunfo en el Gran Premio de Canadá

El neerlandés de Red Bull estiró su ventaja en el Mundial. Norris y Russell completaron el podio en la novena carrera del año.

Replay 10 de junio de 2024 Redacción Redacción
verstapen

Max Verstappen ganó su sexta carrera del Mundial de Fórmula 1 este domingo en Canadá, donde se llevó a cabo el noveno gran premio de la temporada. El neerlandés de Red Bull llegó a 69 victorias en su carrera y estiró su renta como líder en este 2024.

No fue sencilla la tarea para el tricampeón del mundo, quien debió lidiar con dos coches de seguridad, dos pasos por boxes remontando posiciones y el ritmo de Lando Norris, quien se quiere apuntar a la fiesta del Mundial, hasta ahora sin éxito.

El británico Lando Norris, de McLaren, llegó segundo a casi cuatro segundos, y el también británico George Russell, de Mercedes, completó el podio con vuelta rápida, por lo que sumó un punto a los 15 que le corresponden por el tercer puesto.

El multicampeón británico Lewis Hamilton, de Mercedes, cruzó la línea en cuarto lugar, y el quinto fue el australiano Oscar Piastri, de Mercedes, que venía de terminar segundo en Mónaco y sigue cumpliendo una buena actuación en su segundo año en la F1.

Verstappen manda en el Mundial con 194 puntos y afrontará el Gran Premio de España el próximo 23 de junio, en Barcelona, con una diferencia de 56 respecto al monegasco Charles Leclerc, de Ferrari. Tercero está Norris con 131 y cuarto el español Carlos Sainz, de Ferrari, con 108.

LA CARRERA

La cautela imperó durante el primer tercio. Bajo la lluvia ninguno de los cuatro primeros quiso arriesgar y mientras Russell empezaba como líder y era el único en contar con aire limpio, por detrás el australiano Daniel Ricciardo (Visa Cash App RB) salió mal y perdió tres posiciones de un plumazo.

Fernando Alonso se vio beneficiado de ello y, desde el primer giro, comenzó una batalla que se prolongó durante 25 vueltas con Hamilton, que aunque tenía más ritmo, era incapaz de adelantar al bicampeón del mundo, que, sin embargo, se vio sobrepasado por el inglés tras una mala parada en el garaje de Aston Martin.

Pero la batalla estaba delante. Russell aguantaba a Verstappen, pero no pudo hacer nada con el ritmo de Norris, que parecía dispuesto a sumar su segunda victoria y a tomarle el gusto al sabor del triunfo.

Norris calentó los neumáticos, supo llevar el monoplaza por el raíl más seco de todo el circuito y se puso a tirar. De hecho, fue el que tuvo más ritmo de carrera en el primer tercio y salió de caza a por los dos primeros. El primero en caer fue Verstappen, adelantado en la vuelta 20 en la recta previa al muro de los campeones y, un giro más tarde, repitió jugada con el líder Russell.

Parecía que tras la tormenta llegaría la calma, pero nada más lejos de la realidad. Cuando Norris ya había logrado más de seis segundos de ventaja sobre Verstappen, que aprovechó un despiste de Russell para ponerse segundo, el estadounidense Logan Sargeant (Williams) se salió de pista y provocó un coche de seguridad que trastocó toda la carrera.

Los incidentes de carrera sonríen a Verstappen

Verstappen, Russell y Piastri pararon, pero Norris, tranquilo con su ventaja, esperó una vuelta para pasar por boxes mientras veía qué ruedas ponían sus perseguidores. No lo sabía, pero era un error que le pudo costar apuntarse a la fiesta por el Mundial.

Norris paró y salió por detrás de Verstappen y Russell. Y el neerlandés se puso a tirar en cuanto el coche de seguridad se salió de la pista. Tiró y tiró mientras aprovechaba las pugnas entre los dos británicos para seguir sacando tiempo.

Por detrás, todo el mundo intentaba innovar, aunque casi toda recreación salía mal. Fue el caso de Leclerc, que puso gomas duras cuando todos los demás iban con intermedios por una pequeña nube que iba a dejar una fina lluvia durante unos minutos.

El monegasco volvió a los intermedios, pero ya era demasiado tarde. Había sido doblado por Verstappen y un pequeño fallo en el motor le obligó a abandonar una carrera después de haber reinado en Mónaco, consiguiendo la gran victoria de su carrera.

Pero a Sainz no es que le fueran mejor las cosas. Con la pista mojada, trompeó a falta de 17 vueltas y acompañó a Leclerc en el paddock, donde se amontonaron los pilotos para ver la reanudación de la carrera a falta de 11 vueltas para el final.

Un accidente del tailandés Alexander Albon (Williams) motivó la salida de un nuevo coche de seguridad y desde el paddock los dos pilotos de Ferrari, los de Williams y Sergio Checo Pérez, con el alerón trasero destrozado, vieron un final de carrera en el que Verstappen retornó a la victoria tras el sabor amargo de la sexta plaza en Mónaco.

Entre tanto, Piastri, que había aguantado toda la carrera, fue incapaz de seguir el ritmo de los Mercedes, que tras cambiar los neumáticos, dieron un último stint que hizo peligrar hasta la segunda plaza de Norris. Al final, Norris mantuvo una segunda plaza que le permite seguir persiguiendo a Leclerc, aunque Verstappen sigue en otra Liga.

EFE

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email