Dejar de comer carne podría evitar los ronquidos, sugiere un estudio

Se trata del primer análisis a gran escala que investiga el vínculo entre la dieta y la apnea del sueño.

Pura Vida 27 de febrero de 2024 Redacción Redacción
873118

La dieta de una persona puede influir en su riesgo de apnea obstructiva del sueño, señala un estudio reciente.

Los que comen una dieta saludable basada en plantas rica en verduras, frutas, granos integrales y frutos secos son menos propensos a sufrir apnea del sueño, según los hallazgos que se publicaron en la edición del 20 de febrero de la revista ERJ Open Research.

Por otro lado, las personas que comen más carne o se entregan a dietas vegetarianas poco saludables altas en azúcar, carbohidratos y sal tienen más riesgo de apnea del sueño.

“Estos resultados resaltan la importancia de la calidad de nuestra dieta en la gestión del riesgo de AOS [apnea obstructiva del sueño]”, señaló el investigador principal, Yohannes Melaku, de la Universidad de Flinders en Adelaida, Australia.

Las personas con apnea del sueño con frecuencia roncan fuerte, y su respiración comienza y se detiene durante la noche, lo que provoca una vigilia breve y regular, explicaron los investigadores en las notas de respaldo.

La apnea del sueño puede aumentar el riesgo de una persona de hipertensión, accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2, señalaron los investigadores.

En este estudio, el equipo analizó las respuestas de más de 14.000 participantes en una encuesta regular de Estados Unidos sobre salud y nutrición.

Este es el primer análisis a gran escala que investiga el vínculo entre la dieta y la apnea del sueño, dijo Melaku.

“Hay una laguna en nuestro conocimiento de cómo los patrones dietéticos generales afectan al riesgo de AOS”, comentó Melaku en un comunicado de prensa de la revista, recogido por HealthDay News. ”Con este estudio, queríamos abordar esa brecha y explorar la asociación entre los diferentes tipos de dietas basadas en plantas y el riesgo de AOS”, agregó.

Las personas con dietas más altas en alimentos de origen vegetal tenían un 19% menos de probabilidades de tener apnea del sueño en comparación con las que tenían las cantidades más bajas de alimentos de origen vegetal en su dieta.

Sin embargo, las personas que consumían una dieta rica en alimentos de origen vegetal malsano tenían un riesgo un 22% más elevado que las que no consumían granos refinados, patatas, bebidas azucaradas, dulces, postres y alimentos salados, mostraron los resultados.

Una dieta basada en plantas funcionó de forma más potente para reducir el riesgo de apnea del sueño en los hombres, anotaron los investigadores. Al mismo tiempo, una dieta poco saludable basada en plantas provocó un mayor aumento en el riesgo de apnea del sueño en las mujeres.

“Es importante anotar estas diferencias entre los sexos, porque subrayan la necesidad de intervenciones dietéticas personalizadas para las personas con AOS”, dijo Melaku.

El estudio no pudo decir exactamente por qué una dieta basada en plantas reduce el riesgo de apnea del sueño, dijo Melaku.

“Podría ser que una dieta saludable basada en plantas reduzca la inflamación y la obesidad. Estos son factores clave en el riesgo de AOS”, especuló Melaku. “Las dietas ricas en componentes antiinflamatorios y antioxidantes, y bajas en elementos dietéticos nocivos, pueden influir en la masa grasa, la inflamación e incluso el tono muscular, todos los cuales son relevantes para el riesgo de AOS.”

Los investigadores ahora planean estudiar los vínculos entre los alimentos ultraprocesados y el riesgo de apnea del sueño, así como las interacciones a largo plazo entre la dieta y la apnea del sueño.

“Los hallazgos de este estudio sugieren que modificar nuestra dieta podría ser beneficioso para controlar o evitar la AOS”, dijo la Dra. Sophia Schiza, directora de la asamblea de la Sociedad Respiratoria Europea sobre los trastornos respiratorios del sueño.

“Ser conscientes de que incorporar una amplia variedad de verduras, frutas y cereales integrales en nuestra dieta, mientras minimizamos el consumo de alimentos poco saludables y bebidas azucaradas puede mejorar en gran medida nuestra salud en general. Necesitamos hacer que sea lo más fácil posible para todos adoptar una dieta saludable", dijo Schiza, profesora asistente de medicina respiratoria de la Universidad de Creta, en Grecia, que no participó en el estudio.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email