La inversión extranjera en el mundo cayó un 24 % en 2022, según estudio OCDE

Estados Unidos y China se mantuvieron en las dos primeras posiciones como receptores de inversiones internacionales. Tercero fue Brasil

Actualidad 29 de abril de 2023 Redacción Redacción
20220412JC_0950

La inversión extranjera en el mundo disminuyó un 24 % el pasado año, hasta la cifra de 1,286 billones de dólares, una reducción en la que influyeron las masivas retiradas de capital en un operador de telecomunicaciones con sede en Luxemburgo y también el bajón de los flujos en dirección de China.

En un informe publicado este viernes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) hizo notar que si se excluyera el caso particular de Luxemburgo, que tuvo un saldo negativo de inversiones de 322.000 millones de dólares frente a otro positivo de 25.000 millones en 2021, la caída global se hubiera limitado al 5 %.

Los autores del estudio señalaron que las operaciones de absorciones y fusiones de empresas siguieron el pasado año la tendencia a la baja, «posiblemente» por el endurecimiento de las condiciones financieras (la subida de los tipos de interés), las tensiones geopolíticas (con la guerra de Ucrania) y los temores a una recesión.

Estados Unidos y China se mantuvieron, como es habitual, en las dos primeras posiciones como receptores de inversiones internacionales, destacados del resto, pero en los dos casos con fuertes descensos que la OCDE vinculó en parte a una ralentización de nuevos proyectos de inversión.

Estados Unidos captó 318.000 millones de dólares, un 21 % menos, mientras que China recibió 180.000 millones, un 48 % menos.

A la tercera posición subió Brasil con 85.000 millones y le siguieron Australia con 65.000 millones, Canadá con 53.000, India con 50.000, Suecia con 48.000 y Francia con 42.000.

Los flujos de inversión globales crecieron en la primera mitad del pasado año un 24 % antes de disminuir un 58 % en el segundo semestre. Si se analiza la evolución en esta última parte de 2022, el hundimiento fue del 95 % en el cuarto trimestre.

Por lo que respecta a los países de origen de las inversiones internacionales, seis superaron el listón de los 100.000 millones de dólares: Estados Unidos (403.000), Japón (162.000), China (150.000), Alemania (143.000), Reino Unido (130.000) y Australia (120.000).

Los flujos procedentes de la OCDE disminuyeron en conjunto un 14 %, hasta 1,1 billón de dólares, pero eso se explica por el caso particular de Luxemburgo. Si se dejara aparte ese país, hubieran aumentado un 9 %.

Los autores del estudio reconocen que las perspectivas para este año son inciertas, pues las operaciones de fusiones y adquisiciones de empresa han vuelto a caer en el primer trimestre.

No obstante, la actividad de inversiones «verdes» (en favor de la transición ecológica) mantuvo una evolución positiva en 2022, aunque el número de proyectos se mantenía por debajo de los niveles precovid.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email