Juventud

Opinión 29 de enero de 2024 Dr. Daniel Volpi Avedutto
Daniel Volpii
Daniel Volpii

La Juventud es un gran tema; eso me ha llevado a reflexionar durante estos días y quiero dar a conocer algunas consideraciones personales, porque desde mi profesión todos los días veo cosas nuevas relacionadas con los problemas de la juventud de hoy. 
Estamos en tiempos electorales y ya estoy viendo en el Uruguay jóvenes pintando y acondicionando carteles en la vía pública para los partidos políticos; para esos siempre están los jóvenes. Para la militancia pesada están ellos.

Muchas veces se juzga a la gente por su antigüedad en el abordaje de las diferentes problemáticas. El poco respeto que se le tiene a la Juventud hace de este país, un país de viejos.
Es difícil encontrar espacios donde viejos y jóvenes puedan construir sin que existan los prejuicios y conflictos de intereses. La experiencia a veces juega en contra, porque hace creer a la gente que todo lo que hizo anteriormente fue bueno y que una nueva visión es equivocada cuando parte de una idea juvenil.
 

En este país del cuando vos fuiste, yo ya fui y volví, es a los jóvenes a los que les toca bailar con la más fea. Como lo sostiene el sindicalista Facundo Cladera, ellos tienen que usar a veces estrategias que los llevan a revolucionar las formas de lograr sus objetivos, pero no encuentran la manera de llevar adelante sus ideas.
 Hoy veo que quienes se acomodan a base de apadrinamientos luego dependen de sus mentores, que cuando los ven crecer mucho, tratan de alguna forma de sacarlos del medio para que no les hagan sombra, salvo pocas excepciones.

 El sistema político utilizó la fuerza joven, la savia nueva, para resolver grandes conflictos y luego les quiso explicar que no eran tan graves, usando la salida de “cuando crezcas te vas a dar cuenta”, generando de esta forma desilusión y desinterés.

Es frecuente, en materia política, que se encomienden a las nuevas generaciones el colgado de carteles, reparto de folletos, ensobrado de listas y actividades similares. Eso es un grave error; lo primero que se debe hacer es escuchar a los jóvenes para tener una idea clara de sus aspiraciones, sus anhelos, sus ideales y sobre todo descubrir cómo se sienten parados en la realidad.
 

Me consta que muchos jóvenes de esos que van a colgar carteles son dotados de gran inteligencia e ideales y que en la vida les ha faltado un estribo para alcanzar la profesión o el oficio tan anhelado. Hay quienes tienen verdadera vocación política e ideas y sueñan con tener un espacio digno donde realizar su aporte al gobierno nacional o departamental. Hoy esos espacios son llenados por jóvenes que tienen parentesco con el líder de la agrupación donde milita o porque tiene un buen padrino, lamentablemente es así y así se desperdician talentos.
 

Hay casos de jóvenes que están llenos de inconsistencia, inseguridad, inconstancia y rebeldía, cosas que son lógicas por su falta de experiencia. Pero siempre hay que estar dispuesto a establecer puentes de comunicación, pues seguramente van a trasmitir muchas ideas que se deben canalizar en cosas efectivas. Las nuevas generaciones muchas veces tienen más claro qué quieren realmente para su futuro, que lo pensado por los adultos.
 

Los gobernantes deben darle a las nuevas generaciones ejemplos claros de idoneidad, probidad, honestidad, dedicación, trabajo y solidaridad. Si el joven se ve reflejado en quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones – sea cual sea su edad – va a creer mucho más en las acciones que se realizan y en los dirigentes.
 

Para terminar, voy a citar un fragmento del discurso de Gabriel García Márquez pronunciado durante la sesión inaugural del seminario convocado por la UNESCO y el BID el 9 de marzo de 1998, el seminario “América Latina: la visión de las nuevas generaciones”. Allí el mencionado escritor dijo: “No esperen nada del siglo XXI, que es el siglo XXI el que lo espera todo de ustedes. Un siglo que no viene hecho de fábrica sino listo para ser forjado por ustedes a nuestra imagen y semejanza, y que sólo será tan glorioso y nuestro como ustedes sean capaces de imaginarlo”.

Te puede interesar
borges web

“Leer, hoy es vital”

Prof. Nelson Borges
Opinión 01 de marzo de 2024

“Ver cómo los estudiantes se pierden en la planificación, filmación y Edición de sus propios cortometrajes es emocionante. Cada paso del proceso les ofrece desafíos, decisiones y aprender de los errores. ”

Ricardo Castelli portada

Montevideo

Dr. Ricardo Castelli
Opinión 01 de marzo de 2024

300 años de la “muy fiel y reconquistadora”

borges web

La Mala Educación

Prof. Nelson Borges
Opinión 07 de abril de 2024

“...lamentablemente, no todos los hogares están cumpliendo con este importante deber de manera efectiva. Es aquí donde surge la noción de “mala educación”...”

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email