¿Los mejores suplementos para la memoria? Proteína de nueces y vegetal, según un estudio

En vez de una fórmula química, un científico sugiere alimentos como semillas y cereales integrales para luchar contra problemas cognitivos.

Pura Vida 27 de febrero de 2024 Redacción Redacción
701305

Existen cientos de suplementos que prometen “mejorar” la salud del cerebro o realizar un “milagro” para la mente. Si bien es cierto que algunas personas pueden beneficiarse de algún tipo de complemento en su dieta, la evidencia de que los llamados suplementos para la memoria pueden beneficiarnos a todos a medida que envejecemos sigue siendo, en el mejor de los casos, deficiente.

Así lo aseguró Joseph Schwartz, químico especializado en alimentos y medicamentos que dirige la Oficina para la Ciencia y la Sociedad de la Universidad McGill, según consignó el portal Business Insider.

“Anuncian todo tipo de cosas: son antioxidantes, cambian la fluidez de las membranas celulares, mejoran la eficacia de los neurotransmisores”, dijo el experto en una edición reciente de su programa de YouTube The Right Chemistry. “Todos tienen alguna justificación teórica, pero lo que no tienen es ningún tipo de evidencia”, manifestó.

Sí, algunos suplementos pueden hacer algo marginal, a veces, para algunas personas, pero no existe un suplemento para la memoria único que funcione de manera confiable para todos.

También es difícil saber qué se obtiene al comprar una costosa pastilla porque la industria de los suplementos en Estados Unidos no está regulada en gran medida.

De todas formas, hay algunas cosas que se pueden ingerir todos los días de manera segura y que pueden ayudar a mantener tu cerebro sano y alerta a medida que envejeces. Schwartz busca mejores pruebas en el Estudio de Salud de las Enfermeras a largo plazo.

 
Se trata de un estudio histórico de salud pública que se lleva a cabo en la potencia norteamericana desde 1976. Ha seguido los patrones de dieta, ejercicio y estilo de vida de más de 280.000 profesionales de la salud y ha conectado esas acciones con problemas de salud crónicos, como la demencia y los problemas de memoria, consignó el mencionado medio.

Tener una población tan grande para estudiar facilita a los investigadores controlar otros factores que pueden afectar nuestra cognición, como la riqueza, el medio ambiente o la genética.

Lo que los investigadores del Estudio de Salud de las Enfermeras han encontrado, una y otra vez, es que las enfermeras que consumen suficiente proteína, y “especialmente proteína vegetal”, tienden a mantenerse más alerta a medida que envejecen, independientemente de sus antecedentes, argumenta Schwartz.

Un hallazgo reciente del mencionado estudio, publicado a principios de este año, mostró que las mujeres que consumían más proteínas vegetales (como nueces, semillas y cereales integrales) tendían a envejecer más saludables en todo tipo de formas, protegiendo sus corazones y evitando al mismo tiempo contra el cáncer, la diabetes y también problemas cognitivos como la pérdida de memoria.

Así que Schwartz sugiere que, si realmente se busca “mejorar” la memoria, lo mejor es comer algunas nueces como refrigerio rico en proteínas al mediodía o cambiar una comida carnosa por algo con frijoles o lentejas “un par de veces a la semana”.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email