La relación entre la Diabetes y las Varices: ¿Cómo afecta la Salud Circulatoria?

Salud 10 de marzo de 2024 Lucas T. Lucas T.
diabetes-varices-940x640

La diabetes es una enfermedad que afecta la forma en que el cuerpo procesa la glucosa, lo que puede tener un impacto significativo en la salud circulatoria y aumentar el riesgo de desarrollar varices u otras afecciones venosas. Aunque la diabetes en sí misma no es una causa directa de varices, puede contribuir a su empeoramiento y a la aparición de complicaciones.

¿Cómo afecta la diabetes a las venas?

La diabetes puede debilitar las paredes de las venas, haciéndolas más propensas a sufrir daños. Este debilitamiento dificulta la circulación de la sangre y puede provocar estancamiento e hinchazón en las piernas. La incapacidad del retorno venoso de las piernas hacia el corazón puede hacer que la sangre se acumule más fácilmente en las venas, lo que puede hacer que se agranden y se vuelvan varicosas.

Síntomas de mala circulación sanguínea en diabéticos

La mala circulación es un síntoma común de la diabetes y suele manifestarse en las piernas, los pies y las manos. Algunos signos reveladores de mala circulación incluyen varices, calambres, sensación de picor en las zonas afectadas, entumecimiento de las extremidades y dificultad para caminar.

Causas de la aparición de varices en personas con diabetes

La aparición de varices en personas con diabetes puede estar causada por diversos factores, como la predisposición genética, el sedentarismo, los cambios hormonales, la obesidad o el tabaquismo.

Consejos de prevención

Si tienes diabetes y eres propenso a las varices, es fundamental que tomes medidas para reducir el riesgo. Algunos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar incluyen mantener un peso saludable, consumir alimentos ricos en fibra y evitar los alimentos ricos en sodio. Además, hacer ejercicio con regularidad, elevar las piernas al descansar y evitar estar mucho tiempo sentado o de pie favorecerá la circulación sanguínea.

Si estas medidas no son suficientes, es recomendable que consultes a un médico especializado en flebología. El médico podrá recomendarte tratamientos adicionales, como la terapia de compresión o la escleroterapia con espuma, para minimizar el impacto tanto de la diabetes como de las varices y mejorar tu calidad de vida.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email