Isla de Flores

En el Río de la Plata en aguas pertenecientes a Uruguay, a 21 kilómetros de distancia de la costa, entre la ciudad de Montevideo y el Banco Inglés, se encuentra la Isla de Flores.

Curiosidades 22/03/2023 Redacción Redacción
330285015_1249689718985357_1937678988749538896_n

Fue denominada así, por Sebastián Gaboto, en razón de haberla descubierto el día de Pascua Florida de 1527.
Formando parte del horizonte que uno mira desde la rambla, constituye un promontorio de poco interés para la mayoría de sus observadores.

Sin embargo posee una "curiosa crónica" de su Faro.

337165525_878246583251075_1792176860324327183_n

Entre la isla de Flores y el Banco inglés cobraron vidas varios naufragios importantes y a raíz de la preocupación de los vecinos de Montevideo se decide la construcción de la primer farola. Lecor dio el visto bueno y Lucas Obes, siempre solícito, él... procurador general de la provincia, firmó el proyecto.
El Faro aseguraría la entrada y salida al Río de la Plata que es entre la isla y el Banco Inglés a 11 millas al sur de la Isla y fue motivo del Tratado de la Farola de 1819: Por un faro en la Isla de Flores, el Cabildo de Montevideo entregó las Misiones Orientales y otro sector de Río Grande!!... En dimensiones lo que se regaló fue una superficie mayor a la mitad del territorio oriental. Y en realidad no se perdió más. porque por un Pacto de Reincorporación que graciosamente accedió firmar el Brasil en 1821, se le devolvió a la Banda Oriental!, el Departamento de Artigas que se había cedido libremente en el tratado.

Entró en servicio en 1828 y se lo apodó como "el faro más caro del mundo".

337274351_533331555656974_3856006895109944069_n

En la actualidad depende del Servicio de Iluminación y Balizamiento de la Armada Nacional. El mismo tiene 37 metros de altura y emite dos destellos cada 10 segundos.
Al costado del mismo se encuentran las edificaciones donde habita actualmente el personal de la Armada encargado del funcionamiento y mantenimiento.

La Isla de Flores se encuentra cargada de misterios e historias que hablan de esclavitud, exilios, enfermedades, confinamientos, y muertes. Condiciones todas ellas agrupadas en una pequeñísima parte de territorio nacional.

La isla es de piedra y en la pleamar queda dividida en tres, de oeste a este:
La primer isla es la principal y más grande, es donde se ubica el faro, el muelle y la mayoría de las edificaciones, entre ellas un lazareto limpio o de observación, que en aquella época alojaba a los visitantes sanos, afín de cumplir la cuarentena, para luego autorizar seguir a Montevideo, el cuartel de la Comandancia Militar y la Oficina de Correos y Telégrafos, y el Hotel de los Inmigrantes, con diferentes pabellones. Allí se hospedaban los inmigrantes más ilustres, oficiales, y la comandancia. Hay un edificio dónde funcionaban las calderas de hierro para desinfectar la ropa.

Al norte del faro existe un muelle de mampostería, apto para atracar con embarcaciones de 1.80 a 2.40 mts. de calado. Mirando hacia Montevideo se había construido una terraza que servia de paseo y recreación para los cuarenetenarios.

337276150_243476344915270_2018848434279622137_n

La segunda isla esta unida con la primera por los restos de un pequeño puente de material cubierto por musgo y conchillas de fósiles marinos. En ella se encuentran aún las ruinas de los pabellones para la asistencia de enfermedades infecto-contagiosas y el cementerio Quienes allí iban, sabían que no volverían.

En la tercera isla se encuentra la casa del médico, una sala de autopsias, un centro de desinfecciones, un hospital para enfermedades "exótico pestilenciales" y el crematorio, llamado todo ello el lazareto sucio Hoy en día estas edificaciones se pueden ver, destruidas por la erosión y el paso del tiempo, incluso hasta las calderas y chimenea dónde se cremaban los cuerpos.

337267523_697053332381691_4606646092995849389_n

Está unida a la segunda por un arrecife que se cubre cuando la marea sube; en el mismo quedan los restos del viejo riel por el que transitaba la furgoneta con los cuerpos afectados por la "fiebre amarilla" o la "viruela" que venían a bordo de los buques.

Cuando dejó de ser un lugar de cuarentena, a fines del siglo XIX, la isla pasó a ser el Alcatraz de Uruguay, como muchos la llamaban. Como se trataba de un lugar aislado, la vigilancia no era estricta y las fugas eran casi inconcebibles. Por esas cárceles pasaron prisioneros de guerra de la revolución blanca, de 1904. En el año 1933 en la dictadura de Terra se volvió a usar como cárcel. En el año 1942 albergó a 55 marineros del Tacoma, barco de carga alemán que acompañaba al Graf Spee.

337021594_1410754536428608_776496872176507940_n

En el año 1968 fueron encarcelados durante dos meses, durante el gobierno de Pacheco, más de 100 sindicalistas de UTE y ANCAP, durante las Medidas de Prontas de Seguridad, que dieron pie para luego llegar a la dictadura de 1973.

Durante la dictadura militar se manejó la posibilidad de transferir a todos los presos de la Cárcel de Punta Carretas a la isla, luego de algunas reformas a los edificios. Por la inexistencia de luz y agua potable, tal proyecto se descartó.
Hoy día es un área protegida por el SNAP, santuario de gaviotas y conejos negros.

337236608_1346240345947593_3350536892643978867_n

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email