Los 10 alimentos imprescindibles para los nutricionistas: por qué son buenos para la salud

Expertos indican que ciertas comidas, basadas en estudios, pueden favorecer funciones corporales clave como la digestión, circulación y el metabolismo

Pura Vida 10/07/2024 Redacción Redacción
arandanos

La importancia de una buena nutrición es indiscutible en nuestra vida diaria. Mantener una dieta equilibrada, rica en nutrientes esenciales, no solo contribuye a nuestro bienestar general, sino que también ayuda a prevenir diversas enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una dieta saludable se basa en la variedad, moderación y equilibrio de los alimentos, aspectos clave para el mantenimiento de una buena salud.

Los nutricionistas son importantes al guiar sobre qué alimentos incluir en nuestras dietas. Estos profesionales se basan en estudios científicos y evidencia médica para recomendar aquellos alimentos que pueden traer los mayores beneficios a nuestra salud. Las investigaciones demuestran que ciertos alimentos pueden mejorar funciones corporales como la digestión, la circulación y el metabolismo, además de proteger contra enfermedades crónicas.

Un aspecto crucial de la nutrición es comprender que no todos los alimentos tienen el mismo valor nutricional. Algunos son especialmente ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y otros compuestos beneficiosos. Por lo tanto, elegir estos alimentos de manera inteligente puede marcar una gran diferencia en la salud a largo plazo.

Para optimizar nuestra salud mediante la dieta, los expertos en nutrición coinciden en una serie de alimentos que destacan por sus propiedades beneficiosas. Están suficientemente respaldados por estudios que demuestran sus efectos positivos en el organismo.

Las 10 comidas recomendadas por todos los nutricionistas

1. Arándanos

Los arándanos contienen más de 15 tipos de fitonutrientes con potentes antioxidantes

“Hay al menos 15 tipos diferentes de fitonutrientes en los arándanos y todos son potentes antioxidantes que protegen prácticamente todos los sistemas del cuerpo”, dice la dietista Michelle Babb. Además, los arándanos son ricos en vitaminas y minerales como hierro, magnesio, zinc, calcio, potasio y vitaminas A, C y K.

2. Verduras de hoja verde

Kale, espinaca y otras verduras de hoja verde son bajas en calorías y densas en nutrientes. Contienen vitaminas A, C y K, folato, potasio, magnesio, calcio, hierro, luteína y fibra, según la gastroenteróloga y especialista en nutrición Shipa Ravella.

3. Aguacates o paltas

Llamados “la mantequilla de Dios” por algunos nutricionistas, los aguacates son una fuente rica en vitaminas K, C, B5 y B6, y contienen más potasio que los plátanos. Son altos en fibra, lo que ayuda a mantener la salud digestiva.

4. Frijoles o porotos

La dietista nutricionista Vandana Sheth dice que los frijoles son una excelente fuente de proteína vegetal, altos en fibra y ayudan a manejar el colesterol y el azúcar en la sangre. También son ricos en hierro, magnesio, potasio y zinc.

5. Ajo

“El ajo es realmente uno de los superalimentos de la naturaleza”, según el nutricionista Scott Schreiber. Contiene alicina, que combate virus y bacterias, y es rico en manganeso, vitamina B6 y vitamina C, sin agregar muchas calorías.

6. Limón

Rico en vitamina C, el limón ayuda en la producción de colágeno y protege la piel de los radicales libres, según Courtney Baron, instructora de salud y bienestar. Además, mejora la digestión y puede aumentar los niveles de colesterol bueno.

7. Semillas de chía

Estas pequeñas semillas están cargadas de omega-3 y antioxidantes, y el 40% de su composición es fibra, lo que ayuda a la digestión y a sentirse lleno. También son buenas para la salud ósea gracias al alto contenido de calcio y magnesio.

8. Germen de trigo

“Los gérmenes de trigo tienen de 10 a 14 veces la nutrición del vegetal maduro”, explica la entrenadora de salud y nutricionista, Kelly LeVeque. Son fáciles de cultivar y no requieren mucho espacio ni luz solar.

9. Quínoa

Un “proteína completa”, la quínoa contiene los nueve aminoácidos esenciales, magnesio, fibra, manganeso, riboflavina y vitaminas B. Es ideal para sustituir el arroz al cocinar, según Katherine Dale, doctora naturópata.

10. Salmón salvaje

Rico en ácidos grasos omega-3 y menor en toxinas que el salmón de piscifactoría, el salmón salvaje ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y mejora la función cognitiva, según Barry Sears, creador de The Zone Diet. También contiene aminoácidos y vitaminas B vitales.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email