Huesos sanos

La importancia del calcio y la vitamina D para la salud ósea.

Salud 13/05/2024 Lucas T. Lucas T.
anciano-estirando-junto-al-agua_23-2148314572

La salud ósea es esencial para mantener un estilo de vida activo y saludable a lo largo de los años. Los huesos no solo proporcionan estructura al cuerpo, sino que también protegen los órganos vitales y facilitan el movimiento. Dos nutrientes clave para la salud ósea son el calcio y la vitamina D.

dt_230504_fuentes_calcio_800x450

Calcio:  El calcio es un mineral crucial para la formación y el mantenimiento de los huesos. Durante la infancia y la adolescencia, el cuerpo utiliza el calcio para construir huesos fuertes. A medida que envejecemos, el calcio sigue siendo vital para mantener la densidad ósea y prevenir la osteoporosis, una enfermedad ósea que debilita los huesos y aumenta el riesgo de fracturas.

Fuentes: Se puede encontrar calcio en una variedad de alimentos. Los lácteos como la leche, el queso y el yogur son excelentes fuentes de calcio. También se puede obtener de alimentos como las verduras de hoja verde (espinacas, kale), frutos secos (almendras, nueces) y semillas (chia, sésamo).

alimentos-ricos-em-vitamina-d

Vitamina D: La vitamina D es esencial para la absorción adecuada de calcio en el cuerpo. Esta vitamina se sintetiza en la piel cuando se expone a la luz solar. Sin suficiente vitamina D, el cuerpo no puede absorber de manera eficiente el calcio de los alimentos, lo que puede llevar a una deficiencia de calcio y huesos débiles.

Fuentes: Además de la exposición al sol, se puede obtener vitamina D de alimentos como pescados grasos (salmón, atún), hígado de res, yema de huevo y alimentos fortificados como la leche y los cereales.

HUESOS SALUDABLES A
LO LARGO DE LA VIDA

Para mantener huesos fuertes y saludables, es importante seguir una dieta rica en calcio y vitamina D. Si no se obtiene suficiente de estos nutrientes a través de la dieta, se pueden considerar suplementos. Además, el ejercicio regular, especialmente los ejercicios de resistencia y peso, puede ayudar a fortalecer los huesos y prevenir la pérdida ósea.

Otras consideraciones: 
Además del calcio y la vitamina D, otros nutrientes como la vitamina K, el magnesio y el zinc también son importantes para la salud ósea. Una dieta equilibrada que incluya una variedad de alimentos saludables puede ayudar a garantizar una buena salud ósea a lo largo de la vida.

El calcio y la vitamina D son fundamentales para la salud ósea. Mantener una ingesta adecuada de estos nutrientes, junto con un estilo de vida activo y una dieta equilibrada, ayuda a prevenir enfermedades óseas y promover la salud y la calidad de vida en general.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email