“A un extremo o al otro”

“Es un hecho, al menos para mí que en todas las sociedades, en determinados momentos las personas tienen enfrentamientos cuando sus posiciones e ideas no son las mismas, y muchos de ellos son al cuete...”

Opinión 29 de enero de 2024 Por el Prof. Nelson Borges
borges web

El extremismo, algo que yo considero peligroso en todo ámbito de nuestra vida cotidiana, estás conmigo o estás en mi contra. 
Y parece que la misma época que vivimos nos empuja a ello.

Desde lo religioso, que es un lugar peligroso para opinar libremente, pues desde la Constitución, hasta el sentido común, se entiende que cualquiera tiene derecho a creer lo que quiera, mientras no violente ni ataque el derecho del otro también a creer lo que quiera…

En lo que está de moda, lo político, que mucho nos afecta, púes determina nuestro futuro macro económico, o sea tu bolsillo y el mío, pero para ello está la democracia. Se elige por mayoría y listo.
Peeeeeero, y es un gran pero, vivimos en la época de lo extremo, no aceptamos que el otro piense y vote lo que quiera. Y así estamos, he visto muchas personas votar a un partido, y  en otra elección, militar activamente por otro, y eso es su decisión, y demás está bien y es saludable, si, saludable, elegir, cambiar de opinión.

En el deporte lo mismo, sea Peñarol o Nacional, termina el clásico y seguimos siendo vecinos, amigos, conocidos, colegas, y nada cambió, salvo para los extremistas.

Ahora reflexiono, antes que en estos lares del norte comience un hermoso carnaval, que estas fuerzas polarizadoras rompen de un hachazo tolerancia y la diversidad, que en sí, es lo que nos hace humanos, ser únicos y diferentes.

Es necesario reconocer que ser rígido en las creencias extremas, nos limita, nos rompe, no aleja del otro, y además es pasajero y no sirve para nada, y esto desde las cruzadas.

Para enfrentar este desafío, debe estar presente (el muy ausente) diálogo, el respeto, la educación, la comprensión mutua, y con ellos rompemos las barreras de lo estúpido.

Para mí, la palabra justa es siempre “equilibrio”,entre preservar lo que creemos, o sea nuestra identidad y ayudar a construir una sociedad inclusiva y pacífica.

Lo que se resume en no pelear al cuete por cosas que muchas veces, ni siquiera nos afectan directamente, más que a nuestro orgullo, que incluso eso es inventado.

Te puede interesar
borges web

La Mala Educación

Prof. Nelson Borges
Opinión 07 de abril de 2024

“...lamentablemente, no todos los hogares están cumpliendo con este importante deber de manera efectiva. Es aquí donde surge la noción de “mala educación”...”

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email